El lujo de tener coche en Dinamarca

Un tema del que los daneses se sienten especialmente orgullosos es el del ahorro energético. Gracias a unas políticas iniciadas varias décadas atrás, Dinamarca es hoy uno de los países más sostenibles y comprometidos con el medio ambiente. Y no cabe duda de que el bajo índice de personas que tienen coche es uno de los frutos más emblemáticos de este cambio de paradigma.

Un éxito que se debe principalmente a la elevada imposición que pesa sobre el sector del automóvil. La llamada tasa verde puede llegar a incrementar el precio de venta en un 180%, haciendo que comprar coche en Dinamarca salga realmente caro. A ello se suman las tasas adicionales sujetas a la gasolina o el alto coste que suelen tener las zonas de aparcamiento público.

No es de extrañar que muchas familias, algunas de ellas con varios hijos, decidan vivir sin utilitario. Tendencia especialmente frecuente en la capital, Copenhague, donde en ciertos barrios, tener coche es un lujo del que goza menos del 20% de la población.

Sin embargo, el precio no es el único motivo. Moverse en bicicleta es extremadamente fácil y rápido. Las calles están especialmente diseñadas para las bicicletas, que actualmente son el medio de transporte preferido por los daneses.

Una amplia, eficiente y puntual red de transporte público acaba de rematar el cuadro, consiguiendo que, para muchos, tener coche sea realmente algo innecesario.

La doble cara del cambio climático

¿Tiene el calentamiento global algún lado positivo? Para muchos groenlandeses, la respuesta es que sí. El deshielo de los glaciares está poniendo cada vez más al alcance sus preciados recursos naturales: oro, diamantes, gas, petróleo, tierras raras… cuya explotación traería consigo el desarrollo económico que tanto necesita esta enorme y despoblada isla para independizarse de Dinamarca. Si quieres saber más, puedes leer aquí el artículo que publico hoy en La Vanguardia: El deshielo hace soñar a Groenlandia

Igualdad de género en la peluquería

¿Es justo que las mujeres tengan que pagar más que los hombres cuando van a cortarse el pelo? Según la justicia danesa está claro que no o, al menos, que el ser hombre o mujer no debería ser el criterio por el que unos clientes tienen que pagar más o menos que otros. Esta es la opinión del Consejo de Igualdad de Trato del país nórdico, que acaba de obligar a una peluquería a indemnizar a una mujer con el pelo corto por exigirle una tarifa más elevada que la que habría tenido que pagar un hombre. La decisión, sin embargo, ha sido acogida con sorpresa y enfado por los profesionales del sector, que ya han recurrido la sentencia.

Puedes leer más sobre esta noticia aquí.

Islandia gana la batalla judicial por no asumir las deudas de sus bancos

Contra todo pronóstico, la justicia europea ha dado finalmente la razón a Islandia, que tras el colapso financiero de finales de 2008, se negó a asumir las deudas contraídas en el extranjero por uno de sus principales bancos, el Landsbanki. El veredicto, que es definitivo, acaba con cuatro años de batalla judicial entre el país nórdico y el Reino Unido y Holanda, de donde proceden los cerca de 340.000 clientes afectados. El fallo, además, fortalece los argumentos de quienes consideran que las arcas públicas no deberían cubrir los desmanes de la banca.

En un primer momento, los Gobiernos británicos y holandés fueron quienes cubrieron los fondos, algo que Islandia se negó a hacer por falta de recursos. La incapacidad de la isla en ese momento para saldar la deuda, de hecho, salta a la vista si se tiene en cuenta su escasa población de nada más que 319.000 habitantes, menos, por lo tanto, que el total de afectados extranjeros. A esta circunstancia se se suma la inusitada severidad de la crisis, que provocó la quiebra de casi la totalidad de los bancos islandeses, la caída en picado de su moneda y un aumento descontrolado del paro.

Sin embargo, decir que Islandia no devolverá las sumas adeudadas en el extranjero tampoco es cierto. Lo hará y, de hecho, ya ha empezado a hacerlo, sólo que para ello no está recurriendo al dinero de los contribuyentes sino a los propios activos del banco quebrado.

Si te interesa saber más, puedes leer el artículo entero en La Vanguardia aquí.

Los Picasso de Oslo, en riesgo

El Gobierno de Noruega sopesa derribar los edificios contra los que atentó el ultraderechista Anders Behring Breivik en  julio de 2011 y que contienen varios murales de Picasso. Pero la demolición implicaría el traslado de los murales, rompiendo así la unidad entre arte y arquitectura que caracteriza esta obra.

Puedes leer más en el artículo que publico hoy en la web de La Vanguardia aquí o en formato PDF aquí.

 

El Nobel de la Paz a la UE levanta ampollas en Noruega

Pocos países se han resistido tanto como Noruega a formar parte de la UE. Más allá de haber rechazado esta posibilidad en dos referéndums distintos (en 1972 y en 1994), la idea nunca había generado tanta oposición como ahora. Dado este contexto, no es de extrañar que la concesión del Nobel de la Paz a la UE anunciada el pasado 12 de octubre haya despertado cierta controversia en el país anfitrión del premio. Muestra de ello es el boicot que ha lanzado una parte del Gobierno contra la ceremonia de entrega del galardón, que como cada año se celebrará el próximo 10 de diciembre en el Ayuntamiento de Oslo. Se trata de los integrantes del Partido Centrista, miembro de la coalición de centroizquierda que actualmente gobierna el país y que esta semana anunció que no asistirá a la gala. La iniciativa rompe con la arraigada tradición de que la ceremonia cuente con la participación de representantes de la casa real, el Gobierno y el Parlamento.

Puedes leer más sobre esta noticia en el artículo que publico hoy en La Vanguardia aquí

La matanza de Noruega llega al teatro

Hace unos meses, la insólita idea del dramaturgo danés Christian Lollike de llevar a escena el manifiesto homicida de Anders Behring Breivik generó gran revuelo en Escandinavia. No había pasado demasiado tiempo desde que el 22 de julio de 2011 Breivik mató a 77 personas en Noruega en nombre de la lucha contra los musulmanes y la sociedad multicultural. Por esto, cuando Lollike dio a conocer su intención de escribir una obra de teatro basada en esos hechos y en las ideas que los habían motivado fue rápidamente tildado de insensible con las víctimas y oportunista.

Su proyecto, sin embargo, no podía estar más lejos de la apología del terrorismo. Su objetivo es justo todo lo contrario. Lo que Lollike quiere es tratar de comprender cómo un joven noruego de familia acomodada y aparentemente normal pudo acabar cometiendo actos tan horrendos y, sobre todo, analizar la conexión que existe entre sus ideas racistas y xenófobas y el ideario de ciertos partidos políticos hoy en día presentes en varios parlamentos de Europa.

La obra fue estrenada a mediados de octubre en el CaféTeatret de Copenhague, un pequeño teatro situado en el corazón de la capital danesa. Y el resultado es una honesta y escalofriante aproximación a la mente del terrorista. El mensaje es claro: Breivik era una persona normal hasta que se aisló y se radicalizó. Lo que hizo podría volver a ocurrir si la sociedad y el mundo de la política no reaccionan y se dan cuenta del peligro que encierran las generalizaciones y la asunción de conclusiones rápidas y exageradas.

La obra, que se desarrolla en forma de monólogo a partir del manifiesto del terrorista y algunos pasajes del juicio, demuestra el gran poder comunicativo que puede llegar a tener el teatro y reafirma el valor y el papel constructivo que el arte puede jugar en la sociedad.

La obra podrá verse en Copenhague hasta mediados de enero. En este link encontrarás más información: http://www.cafeteatret.dk/manifest-2083-english.html

También puedes leer el artículo publicado en La Vanguardia el 11 de noviembre de 2012 aquí.

 

Noruega, todavía más lejos

Hablar de ampliación de prestaciones en España es en estos días que corren algo inimaginable. Por esto, el contraste con países como Noruega resalta todavía más. Sobre todo cuando uno se entera de que este país se propone ampliar su ya generosa prestación por maternidad y paternidad, que pasará de las actuales 47 semanas con sueldo completo a 49. De éstas, además, 14 están reservadas para el hombre y otras 14 para la mujer, mientras que luego, la pareja puede repartirse como quiera el resto de la prestación. Nada que ver con las raquíticas 16 semanas que pueden disfrutar no ya los padres, sino las pobres madres españolas, que con con un bebé de apenas 4 meses se ven obligadas a volver al trabajo si es que no lo quieren perder. Hablan por sí solos los datos de ocupación femenina y de natalidad en nuestro país, a horas luz de la avanzada Noruega. Valga recordar, eso sí, que este país ha logrado quedarse al margen de la crisis gracias a su inteligente gestión de sus ingentes recursos petrolíferos.

Aquí cuelgo el link del artículo que he publicado hoy en La Vanguardia sobre este tema. ¡Buena lectura!

También puedes leer el artículo en formato PDF aquí y la segunda parte aquí.

 

Grímsson logra su quinto mandato consecutivo en las elecciones presidenciales de Islandia

Las elecciones presidenciales de Islandia celebradas este sábado no dieron lugar a sorpresas. Tal como habían predicho claramente los sondeos, el presidente Ólafur Ragnar Grímsson, de 69 años, fue reelegido por quinta vez consecutiva con el 52,78% de los votos, convirtiéndose así en el único jefe de Estado de la historia de este país que consigue mantenerse más de 16 años en el cargo.

No hubo milagro, por lo tanto, para la joven y popular periodista Thóra Arnórsdóttir, de 37 años, que se quedó en el 33,16%. Nada más conocer el resultado, Arnórsdóttir admitió la derrota aunque se dijo impresionada por el gran apoyo recibido. Y es que, a pesar de haber perdido las elecciones, conseguir más de un tercio de los votos en tan solo cuatro meses de carrera política tiene mucho mérito. Embarazada de siete meses, Arnórsdóttir decidió presentarse como candidata el pasado mes de marzo después de que miles de ciudadanos se lo pidieran por carta.

“Llegar hasta aquí ha sido una experiencia muy valiosa. Ahora me cogeré vacaciones y cuidaré de mi hija (recién nacida) y de mis otros hijos”, anunció la candidata, cuyo marido, Svavar Halldórsson, se ha hecho cargo de los tres pequeños durante la campaña.

El objetivo de Arnórsdóttir era volver a dar a la presidencia un papel unificador y meramente representativo, lejos de la politización en que, desde su punto de vista, ha caído Grímsson en estos últimos años.

Lo cierto es que, durante la campaña, el veterano político no ha dudado en utilizar temas y polémicas tradicionalmente destinadas al debate parlamentario para ganarse el favor del pueblo. En esta línea, ha sabido capitalizar el recelo que los islandeses sienten en estos momentos hacia la Unión Europea, en un momento en el que este pequeño país del Atlántico Norte empieza a mostrar signos de recuperación tras la crisis bancaria de 2008.

Posicionándose en contra del ingreso en la UE, Grímsson ha reafirmado todavía más su imagen de defensor de los intereses de Islandia. Fama que se ganó hace dos años tras negarse a firmar la ley con la que el Parlamento se comprometía a pagar la deuda que los bancos habían contraído con los ahorradores extranjeros tras la debacle financiera. El gesto del presidente forzó la convocatoria de dos referéndums, uno en 2010 y otro en 2011. En ambos, el pueblo rechazó pagar la deuda, lo que hizo que Islandia fuera acusada ante los tribunales europeos por el Reino Unido y Holanda, principales afectados por el impago.

Si bien con su actuación Grímsson se atrajo la simpatía de gran parte de la población, otros le critican con severidad, pues aseguran que las consecuencias del impago podrían ser mucho más duras de lo que habría sido en su momento pagar la deuda. Cabe recordar, además, que Grímsson fue precisamente uno de los que más apoyó la expansión en el extranjero de los bancos islandeses en los años de bonanza, contribuyendo, por lo tanto, en su crecimiento exagerado.

La larga deserción de David A. Hemler

¿Es posible desertar del Ejército de EE.UU. y reiniciar una nueva vida en un lugar secreto sin que la policía militar lo descubra? David A. Hemler acaba de demostrar que sí. Hace 28 años abandonó la base alemana donde se hallaba destacado y desapareció sin dejar rastro. Se instaló en Suecia, donde ha vivido durante estos años, con una identidad falsa y sin levantar sospechas. Sin embargo, Hemler decidió hace poco sacar a la luz su historia.

Si quieres saber más, puedes leer aquí el articulo que publico en La Vanguardia.