La crisis empuja a muchos españoles a emigrar al Norte

La buena salud de su economía y su generoso estado del bienestar han hecho que los países nórdicos se hayan convertido en uno de los destinos preferidos por los españoles que han decidido emigrar por culpa de la crisis. En Dinamarca, por ejemplo, el número de españoles residentes se ha disparado más de un 30 por ciento entre 2007 y 2012. Según Nuño Bordallo, cónsul de España en Copenhague, los que vienen suelen ser jóvenes de entre 25 y 35 años, algunos con hijos a su cargo. Una parte “cuenta con un alto grado de preparación, varias carreras y cursos de posgrado, que al no encontrar trabajo en España, se desplazan a Dinamarca en busca de cualquier tipo de trabajo, incluso por debajo de su formación”. Según Bordallo, “sólo en algunos, más bien pocos, tienen suerte”.

Luego están los que tienen una formación menor (graduado escolar o formación profesional). “Por las conversaciones que he mantenido con algunos de ellos, tienden a confundir la situación real del mercado de trabajo danés y asumen que la Seguridad Social danesa protege y subvenciona sea como sea, lo que genera enormes problemas”, advierte. En estos últimos casos, además, “es común el escaso conocimiento de otros idiomas”, lo que limita enormemente las posibilidades de encontrar empleo. “Por desgracia, es habitual recibir solicitudes de ayuda de ciudadanos españoles que se han trasladado aquí con los pocos ahorros que tenían y que, al cabo de unas semanas, no encuentran trabajo y deben regresar a España con lo puesto”, lamenta el cónsul. En su opinión, programas como ‘Españoles por el mundo’, de TVE, “han generado una enorme confusión entre las personas que se trasladan a Dinamarca, pues explica de forma muy superficial y sobre todo, muy incompleta, los entresijos y características del sistema social danés”.

En los últimos tiempos, de hecho, las organizaciones humanitarias han registrado un aumento de los extranjeros que acuden a sus centros en busca de ayuda. “La gran mayoría vienen de los países del este, pero últimamente también hemos notado un aumento de personas procedentes del sur de Europa, de países como Italia o España”, explica Sharon Parker, de la organización caritativa DanChurchSocial.

Si bien Dinamarca es uno de los países que mejor ha aguantando la crisis, su economía también se ha visto resentida. En los últimos cuatro años, se ha duplicado la tasa de paro, pasando del 3,1% en 2008 al 7,6% actual. Por otro lado, el coste de la vida en este país es uno de los más elevados del mundo, por lo que las autoridades danesas desaconsejan a los extranjeros trasladarse a vivir sin haber encontrado antes un empleo. Sólo ciertas profesiones altamente cualificadas permiten arriesgarse con un mínimo de garantías.

Si clicas en este link podrás leer la historia de dos ingenieros que llegaron a Dinamarca en mayo del 2011 y ya han encontrado trabajo. El final feliz de su aventura puede dar esperanza a quienes no encuentran trabajo en España y están pensando en emigrar pero no debe despertar falsas expectativas.

También puedes leer el artículo en PDF aquí y la segunda parte aquí.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>