Escandinavia quiere plantar cara a los ultras

Escandinavia entera llora estos días a las víctimas de Noruega. Miles de ciudadanos han salido a las calles de Reikiavik, Helsinki, Copenhague y Estocolmo para repudiar la barbarie desencadenada en el país vecino. Las banderas de todos los edificios públicos de Islandia, Finlandia, Dinamarca y Suecia ondearon a media asta, mientras las embajadas de Noruega en cada una de estos países recibían montones de flores, velas y mensajes de solidaridad. La hermandad que sienten entre sí estas cinco naciones es fuerte, como también es parecido el clima social y político en que el fanático Breivik ha maquinado sus sanguinarios proyectos. Aquí podéis leer mi análisis sobre el impacto que estos hechos han causado en toda Escandinavia.

 

Los musulmanes sintieron miedo tras el doble atentado en Noruega

Pocos minutos después de la explosión de la bomba en Oslo empezaron a correr los primeros rumores que apuntaban al extremismo islámico como posible autor del atentado. En Estados Unidos, incluso, hubo analistas que aseguraron que los actos habían sido reivindicados por un grupo yihaidista. Mientras decían esto, el mismo fundamentalista, cristiano y noruego, que había puesto la bomba en la capital, acribillaba a balazos a decenas de jóvenes adolescentes en la isla de Utoya. Lo ocurrido arroja un interesante debate sobre el peligro de los prejuicios con que a veces se juzga a toda una comunidad por culpa de los crímenes cometidos por algunos de sus miembros. Aquí puedes leer el artículo que escribí para La Vanguardia el martes 26 de julio sobre este tema.

La extrema derecha, más poderosa que nunca

La matanza de casi un centenar de personas a manos de un joven islamófobo y vinculado a la extrema derecha ha alzado todas las alarmas, no sólo en Noruega, sino también en el resto de Europa. La inmigración y las dificultades económicas están provocando una nueva expansión de sentimientos nacionalistas, cuando no xenófobos, en casi todos los países. Escandinavia no es una excepción.

Puedes leer aquí el artículo sobre este tema en La Vanguardia el domingo 24 de julio de 2011.

Doble atentado en Noruega

Noruega vivió el viernes su peor tragedia desde la Segunda Guerra Mundial. Un fanático ultra e islamófobo arrancó la vida a casi 80 personas, la mayor parte de ellas adolescentes. Estos dramáticos hechos han puesto sobre la mesa numerosos temas y reflexiones sobre las consecuencias imprevisibles que puede llegar a tener el discurso populista y xenófobo que poco a poco se ha ido introduciendo en la agenda política europea, especialmente en Escandinavia.

En los próximos posts publicaré algunos de los artículos que he escrito estos días sobre los hechos y los numerosos debates que se han abierto no sólo en Noruega sino en todos los países nórdicos.

Aquí puedes leer el primero, publicado el 25 de julio, sobre el dramático reto que supone para Noruega este atentado.

Y en este otro link cuelgo el segundo, publicado el 28 de julio, sobre la humanidad del sistema penitenciario noruego (para leer la segunda parte de este artículo clica aquí.

La ‘biofilia’ de Björk

Relámpagos que literalmente producen notas, un enigmático órgano (híbrido entre gamelán y celeste) ideado a propósito para la ocasión o cuatro arpas-péndulo gigantes cuya función es aprovechar la fuerza gravitatoria de la tierra para crear patrones musicales. Estas son sólo algunas de las fantásticas rarezas que encierra Biophilia, el nuevo trabajo con el que Björk profundiza en la relación entre música, tecnología y naturaleza.

Lee aquí el artículo publicado en La Vanguardia el 14 de julio de 2011.

Los diplomáticos noruegos aprenden black metal

El Ministerio de Exteriores de Noruega acaba de poner en práctica una iniciativa insólita: incluir el black metal como materia de estudio dentro de la carrera diplomática. El objetivo es hacer que los futuros embajadores y demás representantes de este país sepan qué responder cuando se les pregunte sobre el tema. Y es que esta corriente musical se está haciendo cada vez más famosa en el extranjero. No son raros los fans que van a clases de noruego sólo para descifrar las letras, al tiempo que aumenta la demanda de bandas noruegas en los festivales internacionales. Por esta razón y a pesar de los asesinatos, suicidios y quema de iglesias en los que este género musical se vio envuelto en los años 90, el Gobierno noruego ha decidido instruir a sus futuros diplomáticos en la materia.

Puedes leer el artículo entero aquí.

Democracia de base: la insólita reforma popular de la Constitución en Islandia

El crash financiero de finales de 2008 supuso para Islandia un antes y un después. No sólo desde el punto de vista económico sino también en el terreno de la política, la justicia y la sociedad. Más allá de provocar la caída inmediata del Gobierno, la presión ciudadana llevó ante los tribunales a banqueros y gobernantes. De las cenizas de la crisis, también surgió la insólita reforma de la Constitución, basada en la participación ciudadana y con la que Islandia espera sentar los fundamentos para que una debacle como esta no pueda volver a pasar.

A continuación cuelgo dos artículos que publiqué el 3 de julio de 2011 sobre este tema:

Democracia de base y La gente aporta mucho (primera parte)

Democracia de base y La gente aporta mucho (segunda parte)

La guardería sin género

Suecia ha sido desde siempre un país pionero en la lucha por la igualdad entre el hombre y la mujer y los derechos de las minorías sexuales. Sin embargo, algunas de las últimas tendencias que intentan avanzar en esta dirección están generando un intenso debate en la opinión pública. En el ojo del huracán se ha situado la guardería Egalia, que como su nombre indica, busca promover la igualdad entre los más pequeños. Entre otras cosas, sus profesores han eliminado completamente el uso de los pronombres ‘él’ y ‘ella’ o las palabras ‘niño’ y ‘niña’. En su lugar, utilizan el pronombre finlandés ‘hän’ (que se pronuncia ‘hen’), puesto que, al ser neutro, sirve para referirse tanto a un hombre como a una mujer, o la palabra ‘amigo’, que en sueco (‘kompis’) también es neutra. En el siguiente link podéis leer el artículo entero que he escrito para La Vanguardia.

Los indignados llegan a Copenhague

El movimiento de los indignados también está haciendo oír su voz en Copenhague. Alrededor de un centenar de personas se concentraron el domingo pasado 19 de junio en Rådhuspladsen, la plaza del ayuntamiento de la capital danesa. A pesar de las amenazas de lluvia, un nutrido grupo de españoles residentes en Dinamarca acudió a la protesta, que también fue secundada por decenas de daneses. Aunque aquí los efectos de la crisis no tienen ni punto de comparación con los dramáticos recortes que se están llevando a cabo en los países del sur, a muchos daneses también les preocupa su futuro y, sobre todo, el cada vez más difícil mantenimiento de su generoso estado del bienestar.

Cincopa WordPress plugin